10 grandes personas que dormían muy poco. Al mismo tiempo, lograron un gran éxito en la ciencia, la literatura, el arte y otros campos. Para que los búhos no se ofendieran, decidimos hacer una selección de personajes famosos que preferían acostarse antes de almorzar antes que levantarse temprano y pasaban 10-12 horas al día en la cama.

Abraham de Moivre (1667-1745)

El matemático inglés de origen francés Abraham de Moivre hizo muchos descubrimientos científicos. En particular, ideó su propia fórmula para elevar números complejos a una potencia, fue el primero en utilizar la elevación a una potencia de series infinitas. De Moivre hizo una gran contribución a la teoría de la probabilidad.

Al mismo tiempo, los historiadores dicen que al científico le gustaba mucho dormir y, a veces, pasaba veinte horas al día en los brazos de Morfeo.

Emanuel Kant (1724-1804)

Kant es considerado el "padre" de la filosofía alemana. Sus obras científicas estuvieron dedicadas a la teoría del estado y el derecho, la sociedad y el hombre. El lugar central en su filosofía lo ocupó el llamado imperativo categórico, cuyo núcleo es el concepto de deber. “El deber es el respeto por el derecho de otro”, dijo el filósofo.

Kant no permitió que nadie violara su derecho a dormir. Todos los días se acostaba estrictamente a las 22:00 y se despertaba a las 4:45 de la mañana. Aunque habría dormido más si no fuera por su sirviente. Antes de acostarse, el científico lo castigó estrictamente para despertarlo exactamente a esta hora, ni un minuto antes, ni un minuto después.

Johan Wolfgang von Goethe (1749-1832)

A otro destacado pensador alemán, que dio al mundo al inmortal Fausto, también le gustaba dormir.

“La vida es el invento más hermoso de la naturaleza”, decía Goethe, por lo que trató de disfrutar al máximo de este “invento”. Los contemporáneos recordaron que Goethe podía dormir todo el día.

Arturo Schopenhauer (1788-1860)

El misántropo y romántico Arthur Schopenhauer apreciaba mucho las obras filosóficas de Immanuel Kant y en cierto modo trató de parecerse a él. Por ejemplo, en relación con el sueño.

Schopenhauer consideraba el mundo en el que vivía "el peor mundo posible", le tenía miedo a la gente y, según las memorias de sus contemporáneos, dormía con un arma debajo de la almohada. ¡Pero por mucho tiempo! Un filósofo podía dormir 10, 15 o incluso 20 horas seguidas.

Alberto Einstein (1879-1955)

Los hábitos y el carácter del brillante físico Albert Einstein son legendarios. Por ejemplo, conmocionó repetidamente al rígido mundo científico de mediados del siglo pasado con su apariencia. Einstein no persiguió la "solidez" y usó el mismo traje anodino durante años.

Al científico no le gustaban para nada los límites: comía todo lo que quería, se acostaba y siempre se levantaba a distintas horas y dormía hasta que lo despertaban. La duración media de su sueño era de 10 a 12 horas al día. Quizás por eso Einstein logró vivir una vida tan larga y distinguida.

Por favor contactar

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Dirección: cl. 72u ##28e-00, Cali, Valle del Cauca, Colombia

oficina de correos: [email protected]